contador de visitas
contador visitas Untitled
Gran persona, mejor batracia.
«La historia de "nosotros"» mi novela con youtubers como protagonistas. Shots de Wigetta, Rubelangel, Willexby, Luzutaxx... LO QUE ME PIDÁIS!!!
Y de vez en cuando, también habrá fotos sobre ellos :O Y todos los viernes me dedico a subir Shots, en los que l@s protagonistas podéis ser vosotr@s con el youtuber que queráis!!

Eres la cerradura de mi tumba; la llave que abre mi celda. Eres el muro inescalable que me impide proseguir mi camino. Tus ojos engañan a mi mente; nublan mi camino y lo llena de confusión. Demasiados recuerdos invaden mi cabeza, demasiadas palabras y frases que olvidar. Algo muy fuerte vivido, algo muy duro de recorda.

Notes
5
Posted
hace 15 horas

11º One-Shot: Bajo el agua

DEDICADO PARA: ladysalseo

Bueno, este es el 3º One-Shot. Tenía más hechos, pero como llevaba 2 días escribiendo sin parar en el ordenador, pues se cuelga y le dan pantallazos azules :/ En fin, el protagonista de este Shot es Willyrèh! Bueno, si os gusta, ya sabéis: darle al corazoncito y a las dos flechitas con forma de cuadrado; estaré encantada de recibir mensajes, opiniones, colaboraciones, correcciones y peticiones para más One-Shots (vosotras podéis ser las protas!!). Un besazo y CHAO CHAO =^,^=

Palabras: 1.723

Caracteres: 9.650

Páginas:  5

————————————————————————————————————————

11º ONE-SHOT: BAJO EL AGUA

*Narra Gala*

Me encontraba en un autobús de camino hacia un hotel a pasar las vacaciones de verano. ¿Lo malo? No iba sola, si no con todas mis compañeras; las odiaba… Era una universidad únicamente femenina, y nuestra clase había decidido organizar unas pequeñas vacaciones de un par de semanas junto a la playita.

Pero a mí no me hacía tanta ilusión como a ellas. Bueno, en realidad sí; lo que no me hacía ilusión era tener que ir con ellas. Muchas, casi siempre me trataban mal, y eso solo cuando no me ignoraban y me dejaban de lado. Este iba a ser un pesado y largo viaje…

Al llegar, cogimos las llaves de las habitaciones y nos juntamos por personas de tres. Yo, fui con un el único par de chicas majas de todas. A ellas no les hacían nada, pero conmigo se llevaban bien.

Nos instalamos en el cuarto, elegimos las camas y bajamos a recepción, donde nuestra profesora nos esperaba.

-Aish profe, ¿podemos descansar?- preguntó Adriana, con la que peor me llevaba de todas- estoy cansada del viaje

-Tranquila Adri, no vamos a ir de visita ni nada por el estilo- respondió amablemente la profesora- vamos a ir a una especie de camping al que nos acaban de invitar. Pasaréis la noche allí

-Pero si acabamos de dejar las cosas aquí- dijo cortante una de mis compañeras

-Ya lo seee, pero el hotel está pagado y ya no se puede cambiar; y el camping será gratis. Además, no creo que durmáis mucho. Habrá una gran fiesta por la noche, con música alta, luces de discoteca…

-¡Wow si!- exclamaron dos chicas que, a continuación, comenzaron a cantar una canción de reggaetón típica de discoteca y la intentaron seguir con un simple baile.

-Enserio, odio esa música…- rechisté para mí misma

Volvimos a subir al autobús y pusimos rumbo de nuevo hacia el nuevo destino esperado: el camping.

Al llegar, vimos una familia de cuatro personas compuesta por: un padre, una madre, una preadolescente, de unos 12 o 13 años diría yo; y un chico poco más mayor que todas nosotras.

-¿¡Vamos a tener que compartir todo con más gente!?- exclamó furiosa Adriana  

-Joder, son cuatro personas, tampoco te vas a morir por ello…- contesté arrogante, a lo que respondió con una mirada furiosa hacia mí

La amable profesora nos señaló que cabañas podíamos utilizar por si en vez de pasar la noche ‘’de marcha’’ preferíamos dormir. Yo seguramente así lo haría; no pintaba nada allí, junto a esas…

Era la hora de la comida, y como los sueños del camping sabían que venía un grupo de estudiantes durante únicamente un día, y que el resto del lugar estaría vacío, decidieron prepararnos algo de comer, como si fuera un campamento de verano o la típica excursión a la granja-escuela a ver animales que hacíamos cuando éramos pequeños.

De repente, la familia que anteriormente vimos entró en el mismo comedor y se sentaron en una de las mesas libres; supongo que los dueños también les habrían invitado; qué más dará 30 personas que 34.

Terminamos de comer y cada una se dispersó en grupitos, menos yo, que me dirigí a un pequeño prado natural. Me tumbé sobre el algo húmedo césped y me relajé mirando como pasaban las nubes del cielo; hasta que en un inesperado momento, una profunda voz que mis oídos nunca antes habían escuchado me interrumpió.

-¿Puedo tumbarme?- preguntó aquel chico junto a mí

Levanté la vista para comprobar quién era y mis ojos no dieron crédito a lo que veían.

-E-e-eres Wi-willyr-rex…- tartamudeé sorprendida

-Ah que bien, me conoces- respondió sonriente

¿Qué quién es Willyrex? Willyrex es uno de los mejores youtuber españoles. Me encantan sus vídeos, sus malas bromas… Se podría decir que él es como mi amor platónico; me encantaba.

-¿Puedo preguntarte una cosa?

-Claro- dije un poco más calmada

-¿Cómo es que no estás con las demás?- preguntó extrañado

-Pues…

-Si no quieres, no hace falta que respondas- interrumpió comprensivo

-No, si me da igual decirlo. Es solo que no me llevo bien con casi ninguna de ellas, a excepción de un par, pero pocas veces estamos juntas

-Oh. Cuánto os quedáis, ¿una semana, dos…?

-Un día- respondí con una pequeña risita. Su reacción fue una cara de gran asombro

-Bueno, pues durante este día, seré yo quien te haga compañía, si quieres claro- me propuso

-Claro- respondí con una sonrisa

*****

Ya por la noche, me encontraba con Guillermo en la discoteca. Una rítmica canción retumbaba por los grandes altavoces negros. De repente, Adriana y sus seguidoras se acercaron a nosotros.

-¡Bueno bueno, pero mira que tenemos aquí!- exclamó mirando hacia Willy

-Lárgate, no pintas nada aquí- respondí cortante

-Gala, este chico es mucho para ti; será mejor que te alejes y lo dejes conmigo- contestó dándome un pequeño toquecito vacilante con sus largas uñas postizas

-No me toques- dije mientras apartaba su mano de mí con fuerza

-¡Pero serás…!- antes de poder acabar la frase, arrojó el líquido de su gran vaso, el cual contenía algo parecido a una Coca-Cola y derramó todo el líquido sobre mí- Ups- dijo burlona tapando suavemente su pequeña boca con su fina mano

Salí corriendo de allí lo más rápido que pude.

-¿¡Cuándo van a dejarme en paz!?- grité para mis adentros

Una vez un poco más calmada, me dirigí hacia una de las cabañas; daba igual cual, todas estaban vacías de gente. Me metí en las duchas, las cuales eran de más de una persona en el mismo espacio, y cerré la puerta; pero no eché el pestillo, ya que supuse que nadie pasaría.

Me quité la ropa y la mojé, ya que empezaba a quedarse pegajosa por la bebida. Después, la coloqué a un lado de las duchas y me metí yo. Había un pequeño bote de champú, parecidos a los de los hoteles. Lo abrí, lo volqué y me lo extendí por el cuerpo para que se quitase el olor y los restos de bebida.

De repente, alguien abrió la puerta inesperadamente, por lo que, como acto reflejo, intenté tapar lo máximo posible me mi húmedo y desnudo cuerpo.

-¿Estás bien?

-¿¡Willy qué haces aquí!? ¡Lárgate!- exclamé sobresaltada

-Eh eh tranquila, que solo vengo a ayudar…- dijo mientras entraba por la puerta. De golpe, se giró y tornó el pestillo de la puerta, dejándola así cerrada por fuera.

-W-Willy… ¿Qué…?

Antes de que pudiera hablar más, ya que la impresión de lo que estaba ocurriendo no me lo permitía; Willy se acercó a mí mientras se quitaba la camiseta y la lanzaba más o menos por donde estaba mi ropa.

Al momento, agarró mi cintura y pegó mi cuerpo enjabonado, húmedo y desnudo al suyo mientras su boca besaba mi lengua salvajemente. Subió una de sus manos por mis pechos y los acarició y apretó en el momento en el que sus labios comenzaron a deslizarse por mi cuello.

Entonces, la mano que se posaba tras mi espalda, se movió hacia adelante y fue bajando hasta encontrar un lugar por el que meterse. Colocó dos de sus largos dedos en posición spiderman y los introdujo dentro de mí, haciendo que un pequeño grito ahogado saliese de mi boca. Aclaró con agua el jabón de mis pechos y los lamió, pero sin dejar de prestar atención a su mano, la cual entraba y salía de mí rápidamente.

Lentamente y sin previo aviso, saco la mano hacia arriba; pero antes acarició mi ‘’cosita’’ durante unos segundos. Se quitó los pantalones, los cuales se habían mojado y los tiró sobre el montón de ropa.

Agarré su miembro con firmeza y moví mi mano en torno a él.

Un par de minutos después, entre besos, caricias, chupetones, leves mordiscos y juegos con nuestras manos decidimos comenzar.

De repente, volvió a rodear mi cintura con sus brazos y me elevó hasta enroscar mis piernas alrededor de su abdomen. Coloqué ambas manos tras su cuello. Poco a poco, fui sintiendo como algo grande y duro entraba por mis partes bajas, por lo que un pequeño grito salió de mí.

-Aaah Willy… Duele…- dije en voz baja

-Sssh tranquila… Nadie nos puede oír. Tú solo cálmate, yo me dedicaré a penetrarte- susurró con voz grave junto a mi oído, lo que me hizo estremecer por completo y calentarme aún más, si es que era posible.

Entonces, de golpe, entró en mí.

-¡AAAAH!- grité- ¡joder Guille, es muy grande!

Esperó un par de segundos a que mi cuerpo se adaptase a tener eso dentro, y después, la echó un poco para atrás; y justo en el momento en el que iba a salir, volvió a entrar de golpe, haciendo que un pequeño grito volviese a salir de mí. Repitió este proceso un par de veces, hasta que ya el dolor se convirtió en verdadero placer. Cada intensa estocada dentro de mí desataba hasta el más mínimo gemido.

Lentamente, intentando controlar que no me cayera en el proceso, deslizo las manos hasta posarlas en mis glúteos, los cuales apretó con fuerza y utilizó para subirme y bajarme más rápidamente.

Lo sentía muy dentro; sentía como se movía por mi interior.

Pasaron minutos, incluso puede que una media hora, y los gemidos no cesaron. Con él, con su forma de atravesarme y de moverse, me hacía llegar a todos los orgasmos que le quisiese; y fueron los mejores de toda mi vida.

Ya nos faltaba poco, ambos lo sentíamos. No podíamos aguantar mucho más. Había sido demasiado placer en un momento, así, de repente, y nuestros cuerpos nos pedían descansar.

Agarró mis glúteos con más fuerza y me movió de arriba abajo lo más rápido que pudo. Yo, no permanecí estática, sino que me moví a su ritmo para aumentar la velocidad y que le fuera más fácil.

-AAAAH Guille, ¡No puedo aguantar más! ¡Me vengo ya!- exclamé entre gemidos y pequeños gritos ahogados

-Y-Y yo…- tartamudeó

Ambos cerramos los ojos para sentir mejor aquel intenso momento; y de repente, ambos terminamos a la vez, con un fuerte gemido de placer proveniente de mi boca.

Unos cinco segundos después, comenzó a deslizar mi cuerpo hacia abajo hasta acabar frente a él. Este, se echó hacia adelante, quedando yo de espaldas contra la pared mientras el descansaba sobre mis húmedos pechos.

Notes
4
Posted
hace 2 días

Holii ^^ Bueno, hoy día 30 se supone que volveré de vacaciones (esto esta programado); así que tendre tiempo para continuar con LHDN, ¿POI?SETLD y de hacer muuuchos Shots más dedicados para la gente que me lo pedís :D Espero que os hayan gustado todos los Shots (Y recordar, que esta noche a las 22:00 hay uno preparado!!)

Notes
1
Posted
hace 2 días

10º ONE-SHOT: UN DÍA DE ESTUDIO

HECHO PARA: dianitadiaz 

Bueno, este es el segundo de los One-Shots que he dejado preparados para cuando me vaya de vacaciones. Aquí, el youtuber  protagonista es Rubiuh. Bueno, si os gusta, ya sabéis: darle al corazoncito y a las dos flechitas con forma de cuadrado; estaré encantada de recibir mensajes, opiniones, colaboraciones, correcciones y peticiones para más One-Shots (vosotras podéis ser las protas!!). Un besazo y CHAO CHAO =^,^=

Palabras: 1.244

Caracteres: 7.207

Páginas: 4

——————————————————————————————————————————

10º ONE-SHOT: UN DÍA DE ESTUDIO

*Narra Diana*

Faltaba poco tiempo para acabar el curso, pero antes de que esto ocurriese, tocaba lo más difícil: los exámenes finales. Dios… Como los odiaba. Llevaba días estudiando, y hoy, por fin, sería el último.

Me senté en el salón; vivo sola, y coloqué los libros sobre la mesa. Abrí el primero de estos, el cual estaba lleno de esquemas hechos por mí.

-Odio la biología…- dije algo enfadada y entre suspiros

En posición erguida y con los brazos apoyados en la mesa, comencé a estudiar. La verdad, no era mala estudiante. A ver, como muchos otros casos, hay asignaturas que no se me dan muy bien… Pero mi nota es suficiente para aprobar.

Tras una media hora, alguien llamó a la puerta. Extraño, porque no esperaba visita alguna.

Me levanté de la silla y caminé hacia la entrada, a pocos metros del salón. Apoyé la mano sobre el pomo y lo hice girar hasta abrirlo.

-¿Rubius?- pregunté extrañada- ¿Qué haces aquí?

-¿Cómo que qué hago aquí? Si habíamos planeado quedar desde hace un tiempo, que hacía mucho que no te veía- él era mi mejor amigo, pero últimamente andaba muy ocupada con los estudios, por lo que no tuvimos tiempo para coincidir

-Yo… No recuerdo haber dicho nada de eso

-Bueeeeno es igual, me apetecía verte- respondió con una pequeña sonrisa

-Lo siento, pero ahora no puedo, estoy liadísima. Mañana tengo los exámenes finales y…

-Dianaaaa- dijo con cara de cachorrito y voz de niño pequeño- que quiero estar contigooo, que te echo mucho de menooos- cada vez más pucheros se formaban en su boca

No me pude resistir a esa carita que puso.

-Está bieeen,  pero estudiaré un par de horitas más y luego estaré contigo

-¡Wiiii!- gritó mientras hacía el tonto

-¡Eh! Pero mientras estoy estudiando, NADA de molestarme- dije remarcando la palabra

-Que siii- respondió una vez dentro

Con una pequeña sonrisa, cerré la puerta y me dirigí al salón, donde él aguardaba.

Al llegar, se había sentado frente al ordenador, situado en una pequeña terraza con puerta junto al salón. Introdujo la contraseña, al cual ya sabía, y comenzó a jugar al League of Legends con mi cuenta secundaria, la que estaba puesta. Yo, me volví a sentar en la mesa y de nuevo comencé a estudiar, intentando recuperar de nuevo la concentración.

Un rato más tarde, tras unas dos partidas, Rubius se levantó y salió de la terraza. Se colocó tras mi silla y se agachó, apoyando su barbilla sobre mi hombro derecho.

-¿Qué estudiaaas?- preguntó mirando mi libro

-Biología- respondí sincera

-Uff, que asco le tenía a esa asignatura

-Ya somos dos- corroboré

Mientras estudiaba, en un momento inesperado, aparto todo mi pelo hacia un lado y lamió mi cuello lentamente, lo que me hizo estremecer y sobresaltar a la vez.

-¿¡Qué haces!?- exclamé separándolo y girándome hacia él

-Vamos, no me digas que nunca has querido algo conmigo

-¡Pues no!- respondí aún alterada

-¿De verdad? ¿No quieres saber cómo sería si ahora mismo ‘’jugásemos’’ un rato? ¿No quieres sentirme dentro; entrando y saliendo de ti?- susurró junto a mi oído mientras su mano, posada sobre mi rodilla, comenzaba a subir hacia arriba

-Rubius yo…

-Sssh- dijo antes de callarme con un beso

Nuestras bocas se abrieron poco a poco y nuestras lenguas comenzaron a jugar, intercambiando pequeñas cantidades de saliva entre ellas. Pasó su mano izquierda por detrás de mi cuello, y cuando quise darme cuenta, su mano derecha se coló por mi ropa interior.

De repente, sus manos comenzaron a jugar por mis labios inferiores, subiendo la mano de arriba a abajo; hasta que la punta de sus dedos corazón y anular entraron dentro de mí, haciéndose paso entre un estrecho hueco.

Poco a poco, fueron entrando más y más hasta tenerlos dentro completamente. Sus dedos, como él, eran bastante largos; unos 10 u 11 centímetros diría yo.

Entonces, echó los dedos hacia atrás, pero cuando faltaba poco para que salieran, los volvió a introducir rápidamente, haciendo que un fuerte gemido por sorpresa saliese de mi boca. Callándome de nuevo, volvió a jugar con mi lengua, y tras unos segundos, comenzó a bajar por mi cuello. Su mano entraba y salía rápidamente mientras inundaba la habitación con gemidos de placer.

Un par de minutos después, cuando ya no podía aguantar pucho más, me vine con un gran gemido al final.

Lentamente, fue sacando los dedos mientras miraba como cerraba los ojos para sentir mejor aquel placentero momento. Una vez fuera, elevó sus dedos hacia su boca; cubiertos de un líquido transparente,  y los lamió hasta limpiarlos por completo.

Después, bajó de nuevo a mi boca y fundió nuestras lenguas apasionadamente. Agarró la parte inferior de mi camiseta y la quitó de un rápido movimiento, al igual que con la suya. Desabrochó mi sostén mientras besaba mi cuello; y al conseguir quitármelo, lo lanzó por el salón. Apretó uno de mis pechos con su mano, mientras que con su boca lamía el otro sobrante. Acarició mis pezones entre dos dedos, estremeciendo mi cuerpo incalculablemente.

Unos segundos después, de apartó y deslizó la poca ropa restante que quedaba en mí; haciendo con ella lo mismo que con mi camiseta. Dirigí las manos hacia sus pantalones y los comencé a desabrochar para dejar al descubierto aquel gran bulto que se formó en ellos. Mientras, el agarró cada uno de mis pechos con sus grandes manos y comenzó a jugar con ellos entre los dedos y la lengua.

Una vez conseguí quitárselos, enrosqué una de mis manos en su amigo y la moví de arriba a abajo mientras jugábamos entre nuestras lenguas.

De repente, se separó y agarró mi mano.

-Ven, vamos a divertirnos un rato- dijo con una sensual voz

Tirando de mí, me levantó de la silla; y cogiéndome entre sus brazos momentáneamente, me tumbó sobre la mesa del salón. Acercó mi cuerpo desnudo lo máximo posible a él, abriendo las piernas, y comenzó a introducir a su gran ‘’amigo’’ dentro de mí, haciendo que varios pequeños gemidos en aumento saliesen por mi boca. Cerré los ojos para sentir mejor aquel placer mientras seguía hacia dentro hasta estar lo más profundo posible.

Colocó las manos sobre mi cintura y movió su cuerpo ligeramente de adelante a atrás; primero lento y luego rápidamente. Sus movimientos cada vez eran más rápidos y ligeros, y el placer que experimentaba iba creciendo muy notoriamente.

Agarró mis pechos para jugar con ellos mientras entraba y salía. Los lamió y acarició por cada parte de estos. De repente, fue deslizando su mano derecha por mi cuerpo desnudo hacia abajo hasta llegar a una zona muy sensible en mi ‘’cosita’’: el clítoris. Comenzó a acariciarlo lentamente, provocando más placer aún si era posible.

Sus estocadas eran cada vez más rápidas y fuertes. Sus entradas y salidas estremecían mi cuerpo, aportándole únicamente placer; mucho placer. Cada vez más gritos y gemidos salían de mí; hasta que ya no pude más.

-¡Aaah Rubén sigue! ¡Más rápido, sii!- exclamé apretando sus brazos para sujetarme

Segundos después, al no resistir más, ambos nos vinimos casi al instante.

Nos quedamos quietos durante unos segundos para recobrar el aliento. Después, poco a poco fue sacando a su ‘’amigo’’ de mí, hasta quedar totalmente fuera.

Me senté sobre la mesa; ya que estaba tumbada. Rodeé su cuello con mis brazos y él, rodeando mi cintura con los suyos, nos fundimos en un profundo beso.

Notes
10
Posted
hace 1 semana

Holii ^^ Recordar, esta noche a las 22:00, un Shot dedicado para… CHAN CHAN CHAAAAN

Notes
3
Posted
hace 1 semana

9º ONE-SHOT: WIGETTA: UNA NOCHE DE DOS

Bueno, este es el primero de los Shots que he dejado preparados para irme de vacaciones; espero que lo disfrutéis. Si toooodo va bien, esto se estará subiendo el miércoles 16 a las 22:00 hora española u.u Bueno, si os gusta, darle al corazoncito y estaré encantada de recibir mensajes, opiniones, correcciones y peticiones para más Shots. Un besazo y CHAO CHAO =^,^=

Palabras: 1.827

Caracteres: 10.235

Páginas: 5

————————————————————————————————————————

9º ONE-SHOT: WIGETTA: Una noche de dos

*Narra Willy*

Me encontraba en mi habitación, preparándome para la cena de esta noche. Vegetta había organizado una velada en un restaurante de buena fama junto a Luzu y Lana.

Deslicé la toalla de la ducha hasta el suelo, me vestí con unos bóxers oscuros y coloqué un poco de desodorante sobre mis axilas. Cubrí pis piernas con unos vaqueros azules y mi pecho con una camisa negra.

Una vez preparado, salí de la habitación y el agradable olor de su perfume inundó mis fosas nasales.

-Qué, ¿nos vamos?- preguntó frente a mi

-Va-vale- respondí algo aturdido

Agarré las llaves de encima de la mesa y se dirigió hacia la entrada de espaldas a mí. Le examiné con la mirada de arriba abajo: esos vaqueros apretados, esa camisa blanca ceñida a sus grandes músculos, ese pelo mal peinado lateralmente…

-Dios… No sé cuánto tiempo podré aguantar sin lanzarme a quitarle la ropa…- pensé para mi mismo

-Emm Willy… ¿Estás bien?- preguntó Vegetta algo preocupado

-Sí- respondí algo sobresaltado

-¿Seguro? Tenías la mirada perdida

-Ay pringao’, que no pasa nada- dije dándole un pequeño empujoncito con el hombro cuando estaba a su lado, lo que le hizo formar una de sus increíbles sonrisas

Cerramos la puerta y nos dirigimos hacia el lugar en el que Luzu y Lana aguardarían. Como el restaurante no estaba muy lejos de nuestra casa, decidimos ir andando en vez de coger un transporte.

Por el camino, fuimos hablando de cualquier tontería que se nos pasase por la cabeza. Cuando hablaba con Samuel, me ocurría algo que con nadie más pasaba. Mi mirada se deslizaba hacia abajo hasta fijarse en esos perfectos labios… Enserio… Solo pensar lo que sería poder besarlos… Hacerlos míos…

Al llegar al punto de encuentro, no vimos a ninguno de los dos, por lo que decidimos esperar un poco a que vinieran. Pero minutos después:

-Vaya, parece que no van a venir- dijo Vegetta  mirando su móvil- Luzu me acaba de mandar un whatsapp diciendo que les había surgido un problema y no podrían asistir

-¿Puedo verlo?- pregunté aproximándome a él para ver la pantalla

-¡No!- respondió sobresaltado- es que… He borrado el mensaje. Para que no me ocupe espacio y… Eso

-Ah. Entonces, ¿nos vamos?

-Hombre, ya que tenemos la reserva hecha y todo no nos vamos a ir, que cuesta mucho conseguirla- dijo con la risa algo nerviosa

-Hmmm bueno, está bien- contesté con una pequeña sonrisa

Caminamos hacia el interior de la entrada y nos acercamos hasta el hombre el cual nos llevaría hasta la mesa.

-Buenas noches- saludó Vegetta- teníamos una mesa reservada a las 22:30 a nombre de S. de Luque

-A veeeer…- dijo el hombre mientras repasaba la lista- aquí está. Una reserva para dos

-¿Para dos?- pregunté extrañado

-Debe a ver sido un error, yo la encargué para cuatro

-Bueno, no se preocupe, también tenemos algunas mesas para cuatro vacías

-No no, que al final seremos dos- respondió Samuel nervioso, a lo que el camarero le respondió con una mirada cansada

Suspiró- Pasen por aquí- dijo con un pequeño gesto de su mano izquierda para que le siguiéramos

Una vez en la mesa, sentados el uno frente al otro, el camarero nos trajo una carta a ambos para poder elegir el menú, acompañado de un exquisito vino de Reserva del 82. Todo tenía muy buena pinta, pero ambos nos decantamos por un primer plato de pasta, un plato principal formado por un solomillo con roquefort y de postre, una dulce y suave tarta que queso acompañada de una guarnición de helado de dulce de leche y un poco de nata.

Tras terminar de pedir, el camarero agarró las cartas con una de sus manos, y con la otra, sirvió poco más de un tercio de un tercio de vino en nuestra copa; y se fue.

A la espera, hablamos con la mirada posada del uno sobre el otro, mientras sonrisas varias se formaban sobre nuestros labios. En escasas ocasiones de silencio, miraba a través de la ventana; la cual estaba a nuestro lado, y con la vista fijada en el mar, imaginaba una relación junto a Samuel. Como sería despertarme con sus manos sobre mi cintura y bajo mi cuello, como sería empezar a jugar a la Play o la Xbox con sus manos rodeándome  y acabar matándonos a besos tirados en el sofá… Pero supongo que tengo que bajar de las nubes y salir de mi perfecto mundo de fantasía.

Comimos de lujo, reímos mucho y disfrutamos de cada momento; pero una vez terminado, nos fuimos. Pagamos al camarero la cuenta, la cual no fue especialmente barata, y salimos de allí.

De camino a casa, la playa estaba casi de por medio, por lo que decidimos quitarnos los zapatos y comenzar a caminar a orillas del mar mientras el sonido de las olas deleitaba nuestros oídos en el largo y silencioso paseo de la noche.

Al llegar a casa, abrimos la puerta y cada uno se dirigió hacia su cuarto, pero Samuel me llamó a mis espaldas.

-Willy, espera- dijo captando mi atención- tengo algo que decirte…

-¿De qué se trata?- pregunté curioso acercándome a él

-Verás… La reserva…  No la hice para cuatro personas… La hice solo para ti y para mí… Es que… Quería pasar la noche contigo y- antes de que pudiera terminar la frase, me abalancé sobre sus labios a besarlos con algo de fuerza y dulzura- ¿¡Willy qué…!?- sin dejar que pudiera hablar más, le volví a callar, pero esta vez con un suave beso; y me lo siguió.

Poco a poco nuestra boca se fue abriendo y nuestras lenguas se cruzaron en el camino mientras, sin dejar de saborear aquel momento, nos dirigíamos hacia la habitación más próxima, la suya.

Al chocar las piernas contra la cama, me levantó un poco y me tumbó sobre esta, para después sentarse encima de mí. Ambos comenzamos a desabrocharnos la camisa el uno al otro, y cuando lo conseguimos, las esparcimos por lugares aleatorios de la habitación. Apoyó las manos a cada lado de mi cuerpo y comenzó a besar mi cuello seductoramente. En algunas ocasiones, lo lamió, combinado con un rastro de pequeños chupetones.

Segundos después, siguió bajando por mi pecho desnudo y paró poco a poco a lamer algunas de las partes de este.

Entonces, subió la cabeza de nuevo y volvió a besar mi boca y a juntar nuestras lenguas más apasionadamente que antes; pero sus manos no pararon ahí y siguieron bajando hasta llegar a la superficie de mis pantalones, en los cuales se había formado un bulto bastante destacable. Lo comenzó a acariciar con su mano por encima de la tela, pero poco después introdujo la mano en el vaquero e ignoró los bóxers como si nada, llegando al lugar donde se encontraba mí… Emmm… ‘’Juguete’’, y lo agarró con firmeza, provocando que mi cuerpo se estremeciera.

Separó su boca de la mía y empezó  a quitarse los pantalones después de hacerlo con los míos. Flexionó mis rodillas, abrió levemente mis piernas y se juntó lo máximo posible a mi; pude ver que su ‘’amigo’’ también había crecido bastante. Le bajé los bóxers en un simple y rápido movimiento y descubrí todo lo que este escondía.

-¿¡Todo eso va a entrar dentro de mí!?- pensé para mi mismo con algo de miedo

Se juntó lo máximo posible a mí, haciendo que nuestras partes íntimas se rozasen con el movimiento de su cuerpo, lo que nos provocó a ambos y aumentó las ganas de comenzar.

Y así lo hizo.

Agarró a su ‘’amigo’’ y lo colocó frente a mi entrada, pero antes me miró.

-¿Estás listo?- preguntó

-S-sí- respondí algo nervioso

-Tranquilo Willy- intentó calmarme- voy a hacer que sientas más placer de lo que has sentido en toda tu vida- susurró junto a mi oído con voz seductora

Y entonces entró. Primero la punta. Luego un poco más… Un poco más… Hasta tenerlo por fin todo dentro. Tenía ganas de gritar de dolor, pero Vegetta me cayó con un apasionado beso al instante.

Permaneció quieto unos segundos, hasta conseguir calmar mi dolor. Después, la fue deslizando hacia atrás poco a poco hasta tenerla fuera de nuevo. A continuación, la volvió a introducir un poco más rápido, y al intentar repetir el proceso anterior, conseguí decir:

-No la… Saques…- dije con los ojos cerrados por placer

-¿Quieres sentirme dentro? ¿Quieres sentir como entro y salgo de ti; como te embisto?- preguntó provocativamente

-S-sí- tartamudeé

Colocó una de sus manos sobre mi rodilla, y con la otra rodeó a mi ‘’juguete’’. La mano derecha, comenzó a subir y bajar lentamente, mientras su cintura se movía de adelante a atrás, aumentando el ritmo en cada estocada. Nunca había sentido algo así, algo tan intenso.

-M-más rápido- pedí entrecortado por el movimiento- quiero más

-¡Aaah Willy, me vengo!- dijo entre gemidos- ¡no puedo aguantar más!

Ya no podíamos ir más rápido. El sonido del choque de nuestros muslos en cada movimiento se hacía presente, mezclado con gemidos de placer de nuestras bocas. Nuestros cuerpos estaban rígidos; y cuando no consiguió aguantar más, Samuel terminó dentro de mi acompañado por un grito de placer.

Permaneció inmóvil dentro de mí durante un par de segundos, y después cayó junto a mi exhausto y con la respiración agitada.

-Dios… Mío…- logró decir- esto es… Alucinante…

-Pero Vegetta… A mí también me ha gustado, pero yo todavía no llegué…- dije algo decepcionado

Me miró fijamente durante unos segundos y se puso de rodillas junto a mí.

-Espera, eso lo arreglo yo en un momento

Agarró con su mano derecha mi aún erecto amigo y lo introdujo en su boca, haciendo que cerrara los ojos de placer.

Colocó la mano por la parte baja, y mientras lo lamía, la movió de arriba abajo con ritmo, lo que me estremeció por completo. Entre sus labios, su lengua y su mano, me hicieron sentir un placer incalculable.

-Aaah sii, Vegetta sigue, ¡siii!- exclamé placenteramente

A penas un par de minutos de esa manera y noté que ya no podía aguantar más. Apoyé una de mis manos sobre su cabeza; la otra apretaba las sábanas, y la empujé levemente hacia abajo.

Y entonces, llegué sin tiempo a avisarle para que se quitase; el placer me poseyó.

Unos segundos después, caí rendido sobre la cama. Samuel alzó la cabeza y me miró con una cara rara. Se levanto de la cama y se fue de la habitación.

-Espero que no se haya enfadado- pensé

Poco después, volvió al cuarto y se tumbó junto a mí.

-¿A dónde fuiste?- pregunté extrañado

-A escupir…- respondió algo sonrojado. Por algún motivo, aquello me sacó una sonrisa.

Posé la mano sobre una de sus mejillas y lo besé dulcemente. Agarré su brazo y lo tumbé sobre la cama para, a continuación, echarme encima de su pecho y poder dormir abrazados durante toda la noche.

Notes
23
Posted
hace 2 semanas

A VEEER, LEAN ESTO PLSSSSSSSSSS

Cuando esteis leyendo esto, yo ya estaré de vacaciones, y no hay casi ninguna posibilidad de que me pueda conectar, por lo que he preparado Shots para subirse. Hay 3 porque los demás se me borraron (T.T); pero si tengo la oportunidad, subiré otro, y será en sábado u.u Los horarios son:

9º Shot: Miércoles 16 a las 22:00 hora española

10º Shot: Miércoles 23 a las 22:00 hora española

11º Shot: Miércoles 30 a las 22:00 hora española 

Notes
3
Posted
hace 2 semanas

Chicas/os, si los One-Shots están desordenados (en plan, el segundo que se sube pone que es el 3º) vosotras ni caso, que es que los he ido metiendo por medio a medida que terminaba u.u

Notes
4
Posted
hace 2 semanas
Anónimo preguntó: Tenes algun piercing? Y si es asi, cual es el mas raroo?


Contestar:

Chii, tengo 6, y el más raro de estos es… En la uña XD

Si, existen u.u son uñas postizas(es la amarilla) 

Notes
11
Posted
hace 2 semanas

Una pregunta: Estoy preparando uno de los Shots, la frase ”y me corrí en su boca” suena demasiado brusca? XD

Notes
10
Posted
hace 2 semanas
TotallyLayouts has Tumblr Themes, Twitter Backgrounds, Facebook Covers, Tumblr Music Player and Tumblr Follower Counter